Monthly Archives: Desembre 2012

El último anuncio de facebook

Me parece una mierda. Es pretencioso y un ejemplo perfecto de lo que es mala publicidad. Porque odio la mayor parte de la publicidad, pero lo de este anuncio es especialmente sangrante, más aún cuando un profesor lo usa como ejemplo de buen anuncio o cuando veo a una persona emocionarse al verlo. Porque su manipulación emocional es tan descarada que me siento tratado de idiota.

Ni una sola de las imágenes que aparecen en el minuto y medio que dura el anuncio me remite a facebook, pero ni a facebook ni a nada, y es que lo único que puede extraerse de esta sucesión de momentos pretendidamente (y recalco lo de pretendidamente) bellos es su intención de provocar un falso (y recalco lo de falso) sentimiento de satisfacción emocional. Una felicidad de mentira, que no existe, que se resume en pornografía emocional y que no habla del producto que quiere vender ni de la vida. Que no es real.

Y también está este mundo que se nos presenta en el spot. Precioso, fantabuloso, maravilla de Sevilla. Un mundo, eso sí, situado en un universo paralelo. Esto o una dosis extra de algodón de azúcar súper rosa, acompañada de una agradable e insulsa melodía y de unos planos pensados al milímetro para ser bonitos y perfectos. Y, al final, lo que queda es plástico. El mismo plástico del que está fabricada la felicidad de Coca-Cola.

La mayor parte de la publicidad con la que somos bombardeados es basura, pero ejemplos como éste son particularmente molestos precisamente porque se suponen de la otra minoría: la de la buena publicidad. Y es que esa forma que tiene el spot de tomarse tan en serio a sí mismo, de ser tan grandilocuente en su discurso, es precisamente aquello que lo vuelve pretencioso. Es curioso cómo un anuncio que se presenta tan profundo (el universo es inmenso y buscamos elementos que nos recuerden que no estamos solos, usa facebook) está, en realidad, hueco por dentro. Mientras otros anuncios que vemos frecuentemente por televisión son malos pero inofensivos (malos a secas, vamos), éste forma parte de un grupo un poco más peligroso, pues trata de usar las emociones para engañarnos. Y, aunque se sostenga en el sentimentalismo falso y barato, parece hacer más efecto en las personas que los sonrojantes spots de Cillit Bang.

En la publicidad, si se trata de la parte emocional, pareciera que somos más inmaduros o que carecemos de la educación necesaria para evitar ser vulnerables al engaño.

O quizá me lo esté tomando demasiado en serio.

Víctor Fresno (más vale tarde)

Anuncis

Oportunitats que amaga la crisi: l’estudi Mr.Wonderful

A una escena de la pel·lícula “V de Vendetta” el personatge emmascarat sentencia: “a temps desesperats, calen mesures desesperades”. Aquest principi defineix bastant bé la situació dels joves universitaris que estem a punt de finalitzar els nostres estudis. En general defineix bastant bé la situació que està vivint la nostra societat, en general. Anem a la desesperada, com rates que corren volent fugir d’un vaixell que s’enfonsa irremeiablement, per culpa d’una crisi que no sabem del cert d’on ve ni a on ens portarà.

El panorama no fa massa bona pinta: atur generalitzat, joves universitaris molt qualificats que només podem aspirar a trobar feina de frega-plats a un xiringuito (amb sort), poques ajudes institucionals per tirar endavant projectes innovadors i emprenedors… Què hem de fer davant d’aquesta situació? “Les maletes”, han respost molts, que a hores d’ara ja vaguen per ciutats d’arreu del món buscant una primera oportunitat que a Espanya se’ls hi nega. Se’ns dubte és una opció ben temptadora: a l’extranger, tal com estàn les coses, tampoc trobaràs feina, però… què coi! Aprendràs idiomes i et tiraràs uns quants guiris.

En el cas que marxar a l’aventura estrangera no sigui per a nosaltres encara una opció… Què carai fem?

No aturar-nos. No aturar-nos. No parar. Fer coses. “Encara que sigui macramé”. Ens ho repeteixen constantment, pares, professors, professionals, l’Eduard Punset. Tots diuen: Surt. Busca activitat. Busca feina. Infojobs, blowjobs, el que faci falta. Però buscar no dóna els seus fruïts. Parlem clar: qui carai contractará un pipiolo acabat de graduar sense cap tipus d’experiència (i, com que ja és graduat, sense possibilitat de fer-li un contracte de pràctiques per no pagar-li ni la seguretat social)? Qui? Poqueta gent.

En aquest punt és on sorgeix un tipus de gent que decideixen muntar-se la paradet per propi compte i fer-se freelance, autònoms o, com és més cool anomenar: emprenedors. Cal dir que la majoria subsisteixen agafant projectes allà on surten per tal de sobreviure i pagar-se les necessitats més bàsiques. Però d’aquesta situació també sorgeixen persones que aprofiten la desventura per reafirmar-se i apostar per uns projectes amb un clar estil personal, aprofitant al màxim els talents dels seus membres i creant un imaginari particular que dongui riquesa i valor afegit a tots els seus treballs. D’aquesta manera es diferenciaran dels centenars d’estudis que conviuen a la ciutat de Barcelona i a la resta de l’estat Espanyol i crearan una imatge de marca molt potent. En el cas d’aquests professionals és en el que vull centrar el meu article, i per parlar amb propietat nombro d’un cas exemplar (que m’encanta): l’estudi barceloní Mr.Wonderful.

muy-molon

Mr. Wonderful es defineix com un estudi que fa disseny gràfic per a esdeveniments no aburrits, que ha popularitzat un estil basat en una gràfica personal i reconeixible que se suporta en la il·lustració senzilla a línea negra fina, amb titulars “bonrolleros” escrits a mà i amb la seva particular cal·ligrafia. Abans ja s’havia popularitzat a les nostres terres (especialment per les xarxes socials) un tipus d’il·lustració semblant de la mà de la realitzadora Lyona (Love of Lesbian, The New Raemon…), però Mr. Wonderful ha anat més enllà. De fer petits projectes de felicitacions per bodes, batejos, comunions i aniversaris han saltat a la fama i s’han posat mans a la feina amb la producció en sèrie de merchandising de tots els tipus: calendaris, galetes, tasses, bosses, pòsters… Tots aquests elements els impregnen dels seus eslògans bonrolleros i unes il·lustracions naïf que creen un univers “cuqui” molt particular. La  base del seu èxit (indiscutible amb 67.054 fans a Facebook) és el positivisme exagerat que plasmen a totes i cadascuna de les peces que fan.

croissant

Mr. Wonderful, lluny de tenir clients de grans marques i grans institucions (per una banda, millor: aquests o retallen pressupostos o paguen tard, si paguen) han captat l’atenció d’uns altres grans clients, els particulars, la gent del carrer, i ens ha donat en dosis XXL el que més ens agrada en els temps que corren: l’evasió, unes palmadetes reconfortants a l’esquena i que ens recordin que la crisi és una merda, però com deien els Monthy Pyton, sempre es pot mirar la banda més brillant de la vida.

mr-wonderful-L-oxiyrp

Aquesta gràfica optimista i positiva els està obrint camí per tot el territori nacional, per on tenen repartits punts de venda físics, i la seva botiga online treu fum. La personal aposta dels integrants de Mr.Wonderful ha guanyat la partida.

Haurem de seguir atents a l’evolució de la gràfica i els projectes d’aquest estudi barceloní: han demostrat talent i estil personal, inclús podríem parlar que estan creant escola. Ara tan-sols els hi cal aprofitar tant com puguin la tirada mediàtica que estan tenint i procurar no caure en l’autocomplaença, fent evolucionar la seva feina per no esdevenir tendència passatgera amb una vida limitada.

Nosaltres, joves graduats en busca de feina, tenim molt per aprendre d’estudis com Mr.Wonderful, que en la seva curta vida funcionen a tota màquina, i viuen del que més els hi agrada: el disseny gràfic. És un bon exercici preguntar-se perquè els hi va bé i com ho han aconseguit, així trobarem algunes de les respostes que ens condueixin, juntament amb les inevitables i maratonianes hores de feina personals, a la preuada “oportunitat” que hi ha darrere de tota crisi.

Andreu Rami.

Etiquetat , , , ,

El disseny i la crisi

En els moments difícils és necessari replantejar-se les coses. Si hem arribat a la situació de crisi econòmica mundial, serà que hi ha unes causes, quelcom que no funciona, que l’estructura s’ha de canviar.

Per tant, no serveix per res lamentar-se i mirar al passat. Hem de saber aprofitar les eines que tenim disponibles, o inventar-n’he de noves si és fa falta, per construir un futur millor.

Per aquest motiu hem de deixar de pensar en la crisi lligada a un grapat de conceptes negatius i, des d’una nova perspectiva, relacionar-la amb les oportunitats que se’ns obren en l’escenari global del moment.

I per què no aprofitar-la des del disseny? Un dels apartats dins la empresa que sovint encara no rep les atencions o les confiances suficients. És l’hora de demostrar com el disseny de qualitat comporta uns beneficis demostrables, no només qualitativament sinó quantitativament.

Dins l’estructura de mercat, hi ha diferents factors que fan que un producte es vengui o no: la qualitat, el disseny, el preu, l’eficàcia, la innovació… Si s’ha de llençar al mercat un producte s’ha de tenir present la multitud de factors que intervenen.

Tot i així, el disseny és un dels elements en què es tendeix a reduir les inversions, però a la vegada a exigir qualitat a menys preu. Ja que, moltes marques encara no són conscients que un bon disseny pots incrementar les vendes en un món amb productes competitius. S’ha de tenir present l’austeritat i la sostenibilitat, que s’han convertit en factors que condicionen tots els productes i els serveis.

Per concloure, cal destacar que el disseny és clau en l’elecció del producte a comprar, dins el gran ventall que ens ofereix aquest mercat global.  Així doncs, podem aconseguir que la nostra disciplina jugui un paper clau en l’economia.

Maria Pié 

Anuncio de Dove… ¿racista?

Si Dove buscaba llamar la atención, lo ha conseguido. Pero seguramente no de la manera que estaban esperando… y es que alomejor el problema va a ser que últimamente nos quejamos por todo. Esta última campaña ha generado unas críticas bastante negativas y ha llegado a considerase racista según muchas miradas.

Como vemos en el anuncio hay tres mujeres, una de raza negra, otra latina y otra blanca, hasta aquí todo correcto, variedad, cultura.. estupendo.

Pero, si nos fijamos, en la parte de detrás hay dos paneles que representan una piel seca y una piel hidratada. La polémica surge por la especificación de las palabras “ANTES” y “DESPUÉS”, esto puede sin duda, dar lugar a malentendidos…  ¿Pero enserio?

El objetivo de la marca es comunicar las mejorías que presenta la piel con el uso del producto, pero hay quien considera que oculta un mensaje racista.

Los responsables de Dove han tratado en defenderse alegando que no tenían intención de ofender a nadie y es que basta ya de quejarse, a todo le damos la vuelta y buscamos un transfondo negativo.

Lo que es innegable es que no es el primer anuncio acusado de ser racista, ni será el último. En la última década ha habido muchísimos anuncios hechos a posta para ser polémicos. Éste en concreto de la PSP busca generar ese descontento y crítica general. Aquí sí que tenemos motivos para quejarnos y sacar conclusiones. El lanzamiento del modelo blanco de la consola portátil de Sony tuvo que ser retirado en Holanda.

Marina Gil

¿Es importante el diseño gráfico?

 

En el mundo capitalista en que vivimos hoy en día, gobernados por empresas multinacionales y acorralados por la publicidad, cuesta creer que la mayoría de la gente ignore el significado y la función del diseño gráfico. Se suele atribuir a una mera expresión artística, alejada del ámbito frío de los negocios.

Han sido tantas las veces que he tenido que explicar qué estudio que ya ni me sorprende. Me he dado cuenta de que la gente en general relaciona el diseño gráfico con las Bellas Artes, ya que no es la primera vez que me preguntan: ¿Y que haces, dibujas?. Estoy harta de tener que acabar cogiendo cualquier panfleto o poster que vea por la calle e indicarles que eso es lo que hago para que me entiendan. Además, en algunos casos lo llegan a menospreciar y piensan que es un oficio que no sirve para nada.

Al vivir en una sociedad tecnológicamente avanzada, cualquier persona puede acceder a las herramientas utilizadas en las artes gráficas, por ello se suele creer que ésta profesión es fácil y apta para todo el mundo que tenga un ordenador. Lo que no saben es que cada día más, el diseño gráfico ayuda a más gente y que el acto de diseñar requiere capacitad y responsabilidad, ya que influye directamente en la sociedad.

Puesto que la sociedad actual se comunica a través de imágenes se ha convertido en un elemento indispensable a la hora de plantearse una estrategia de ventas o de publicidad. A menudo, la aportación del diseñador recae directamente en el éxito o fracaso de un proyecto. Suele ser la primera toma de contacto que recibe el cliente o consumidor y si el diseño no resulta atractivo afectará inmediatamente a su disipación. Incluso su contribución puede crear, a parte de una imagen de marca, toda una subcultura a su alrededor. Es el caso de Apple, que con su isotipo de la manzana crea una serie de valores ya asociados y una serie de conceptos relacionados con la tecnología y el buen diseño.

Hoy en día la comunicación visual es igual o más importante que la verbal, por lo tanto, el diseño gráfico sí tiene relevancia y debería ser reconocido como tal. 

 

Berta Adillón Folch, 4GM

 

 

Las asignaturas perdedoras y otras formas de votar a Ciutadans

Es normal que, si hablas con un estudiante de diseño, una gran parte de su tema de conversación sea la indignación. Indignación por dos motivos: por el sistema educativo y la universidad, y por el poco reconocimiento y valor que se da a nuestros estudios y vocación. Y es normal indignarse.
Hace ya unos meses aparecían varios artículos explicando una nueva reforma en educación. Esta vez no universitaria.

Encontré este artículo de El País:
Lo titulaban “Las asignaturas perdedoras”. Como os imagináis, la mayor parte del artículo y del debate que generó la noticia, se traspasó a las imposiciones del Gobierno del Partido Popular para eliminar la reciente Educación para la ciudadanía y otras materias alternativas a la religión, y recuperar sistemas educativos más cercanos a los tiempos de su mentalidad. Sinceramente, este debate me da igual. Todos sabemos que defiende cada partido cuando se les vota. Lo que si me interesa es recuperar el título de la noticia.

Si leemos bien el artículo os pasarán desapercibidas dos materias que también disminuyen su currículum escolar. Son tecnología y plástica.Imatge

Junto con música, son las asignaturas que siempre han estado en segundo plano. Han servido para rellenar huecos de primaria y secundaria como si de poco importaran.

Ya en nuestra época escolar, de bien pequeños, se produjo una reforma que permitía cursar éstas alternándolas de curso en curso. Fue la misma reforma que introdujo la tecnología, allá a principios del 2000. Entonces se le dio mucha importancia, teniendo en cuenta que entrábamos en una nueva era: la era de Internet, ordenadores, móviles y tecnología en general.
Pero entonces, ¿Qué pasa? ¿Nadie escucha música en su día a día? ¿Nadie ve la televisión? ¿O acaso todos resolvéis ecuaciones de segundo grado todos los días y analizáis poemas con rima asonante?

Nadie parece darse cuenta de que vivimos en una sociedad que es completamente visual. Tenemos tan asumido que vemos, que hay colores, formas, que a la gran mayoría les parece aleatorias y vacías de significado, que damos más importancia a asignaturas como filología y dejamos a un lado la gran arma comunicativa de la que todos, independientemente de la lengua o cultura, disponemos. Y con este sistema educativo, llegamos a adultos con una asignatura pendiente: somos analfabetos visuales.
Somos incapaces de analizar y, en consecuencia, juzgar. Arte, diseño, televisión, publicidad, moda, prensa… A todo esto se llega con una buena educación visual y plástica desde pequeños, para que, entonces, se valore, se comprenda y se admire una vez seamos mayores.
El debate de si Cecilia Giménez es una artista contemporánea o si Anna Vives es un genio de la tipografía ya lo conocemos y es una opinión generalizada entre el gremio que todo esto desprestigia nuestra profesión. Pero todo esto queda como anécdota si tratamos temas más trascendentales.
Nuestra única educación visual es la reiteración: todos conocemos a La Gioconda, reconocemos el logo de Apple, pintamos los árboles de verde y  sabemos que el rojo es del PSOE y el azul del PP.
En las últimas elecciones autonómicas se ejemplificó como se puede utilizar ese analfabetismo a favor o en contra, y la educación de muchos les jugó una mala pasada.
A nadie le habían explicado que representaba el color naranja.

Claudia Tejada

Bienvenidos a las estupideces humanas del sigo XXI

Al ser humano, por naturaleza, le gusta hablar mal de las cosas.

Así porqué sí. Aunque hay quien dice que el máximo responsable de nuestras críticas es nuestro ego. Hemos llegado a un punto donde llegamos a hablar mal  hasta de la forma del pie que tiene el de al lado, y todo el mundo va a saber como es ese pie.

Cosas como éstas antes no pasaban. Bien… es muy posible que pasasen, pero casi nadie se enteraba.

La vida ha cambiado. La gente y su manera de pensar y hacer, también.

Corren tiempos donde a uno se le va a llamar popular por la cantidad de amigos que tiene en su Facebook, no por los que ve diariamente. Corren tiempos donde casi nadie opina, con hacerse fan de una página en dicha red social, ya cuenta. Es más, ahora podría soltar cualquier barbaridad en esta página y obtendría comentarios como recompensa por decir cacaculopedopis en un lugar público. Provablemente todos ganaríamos, ya que yo me sentiría satisfecha por haber sido creativa al poner cacaculopedopis,  en internet y, a la vez, todos los que me comentaseis, al estarme dando la razón, entraríais en el roll de estar totalmente al día con todo lo que pasa en internet, estaríais in.

Actualmente todo el mundo quiere estar in. Estar in forma parte de un cúmulo de expresiones o palabras en inglés que se usan para estar más a la moda. Las cosas molonas ahora se les llaman por su equivalencia en inglés. Es algo absurdo, pero útil a la vez, ya que almenos nuestras madres, al preguntarnos qué quiere decir dicha expresión, aprenden un poco el idioma extrangero.

Y es que, ¿qué está de moda actualmente? Dentro de dos días lo que pueda decir ahora, cambiaría totalmente. Aunque, de momento, lo retro está aguantando. Llamamos retro a las cosas ochenteras, a eso que hace apenas dos años odiabamos porque era anticuado y cutre, pero ahora está de moda, o mejor dicho, está in.  La gente que viste con cosas de hace 30 años va a la moda. Resulta irónico.

Esa gente con dicho aspecto, se les llaman hipster. La palabra hipster es una de las últimas palabras añadidas al diccionaro de la actualidad. Equivale a ser un joven moderno y vestido de una forma determinada, normalmente interesado por el diseño. Pero, yo no me considero hipster, pese a que coincide en los gustos de dicha sociedad.

Por lo tanto, eso me lleva a pensar que es una moda más, una de tantas que se han llegado a poner de moda. Eso, y que la vida actual no para de cambiar.

 Bienvenidos a las estupideces humanas del sigo XXI.

 

Marta Camps, 4GM

Etiquetat , , , , , , , ,

Aplicaciones tontas para móviles inteligentes

Si buscamos un ámbito que esté muy presente en la cultura visual, es inevitable no pensar en el mundo de las nuevas tecnologías. Hoy en día casi todo lo que nos rodea es digital o está en proceso de serlo. Nuestra vida se complementa gracias a un sin fin de aparatos tecnológicos que nos facilitan el día a día.

Cruzarte con gente que circula por la calle con la vista clavada en la pantalla de su teléfono móvil es algo más que común. Los Iphones y los smartphones se han convertido en una “obligación” más que en una tendencia dentro del mercado de la telefonía movil. Y lo más sorprendente es que la comunicación es algo secundario. La mayoría de nosotros somos dependientes de aquello que nos ofrece nuestro teléfono móvil y no me refiero a descuentos ni a llamadas gratuitas.

Por eso, volviendo a la imagen de la gente joven (y cada vez más no tan joven) concentrada mirando su Iphone mientras está en el metro o en la cola de un supermercado, a veces es inevitable observarle y preguntarse ¿Qué mirará con tanto interés?

Pues cualquier cosa. Desde un nuevo wattsap que acaba de llegarle hasta una nueva aplicación que ha sacado android que le permite jugar al trivial online con su amigo que vive en Múrcia. Y ahí está el negocio que está revolucionando el mercado y el mundo de la comunicación digital: Las aplicaciones. Según datos oficiales, se espera recaudar unos 29.000 millones de euros en el año 2015 gracias a las aplicaciones de móvil. Solo entre apple y android.

Pero es que además de ser un tema que nos afecta porque forma parte de nuestra cultura visual actual, también lo hace como futuros diseñadores gráficos. Miles de mentes creativas se esfuerzan en diseñar estas pequeñas aplicaciones para que luego las empresas las distribuyan y obtengan beneficios. Todos estamos hartos de oír que ahí está el futuro de nuestra profesión, en el movimiento, internet, las aplicaciones….

Y es que La mayoría de empresas se están sumando a la moda. Muchas están creando aplicaciones a las que les dedican más mimo y diseño que a su propia página web.

Estas aplicaciones se dirigen mayoritariamente al público joven, puesto que somos los mayores consumidores de este tipo de productos y los que nos esforzamos por tener el último modelo de smartphone. Y gracias a eso, nos encontramos con la existencia de numerosas aplicaciones inútiles que abundan por la red disponibles para añadir de forma gratuita o muy económica a nuestra colección. Porque este mercado puede ser útil, hay ideas brillantes en forma de aplicación: pueden ayudarnos a organizar nuestras tareas o a que sepamos cuanto tardará en llegar el proximo autobús. Pero ¿Qué utilidad tiene el diseño de una aplicación que consiste en una colección de 26 sonidos distintos de flatulencias? Absolutamente ninguna. Pero paradójicamente es una de las más descargadas según los top ten de ventas.

Es decir, que el día de mañana podríamos acabar dedicándonos a diseñar cosas tan útiles para la humanidad como una pantalla con una cerveza que vuelca si inclinas tu teléfono, porque eso hace mucha gracia y da mucho dinero. O sea, que apple y android se llenan los bolsillos en parte gracias a nuestra propia estupidez… Porque qué lance la primera piedra el propietario de un smartphone que no se haya descargado algo de este estilo para reírse un rato con los amigos.

Además el diseño de aplicaciones conlleva tener en cuenta una serie de parámetros, como hacerlo atractivo para que sea consumido y que a la vez, sea sencillo de utilitzar. Por muy sencilla que sea la aplicación, lleva un trabajo detrás. Y ¿para qué? para que en dos días sea borrado del móvil porque ya nos hemos aburrido de hacerles fotos a nuestros amigos y agregarle el efecto que les vuelve gordos.

Tiene pues, continuidad este sector? Terminaremos por cansarnos de estas pequeñas tonterias y acabaremos volviendo a usar el navegador para visitar la web que nos interesa? o realmente este es el futuro del diseño virtual?. En mi opinión, posiblemente terminará pasando de moda. Como todo. Dentro de unos años, surgirán dispositivos nuevos con otras funciones y otros servicios y entonces, diremos que ahí está el futuro. Así que lo único que podemos hacer de momento, es adaptarnos a los nuevos tiempos y reflexionar sobre qué estamos haciendo. De momento, yo me voy a jugar un rato con bubblewrap, una aplicación que ayuda a rebajar el estrés mientras revientas burbujitas de papel de embalar.

Links de interés: diez aplicaciones estúpidasel negocio de las aplicaciones

Laia Munnà.

una realitat utòpica

L’art és un mitjà d’expressió. Durant els últims anys molts artistes han utilitzat aquest canal per expressar les seves inquietuts i les seves reflexions sobre la societat actual. Alguns com Bansky han abandonat el suport tradicional del paper per ocupar el carrer i popularitzar les seves reflexions.

Ara bé, i el disseny ? No és també un mitjà d’expressió ?!! Però si nosaltres no som artistes, oi ?! Nosaltres no fem disseny i comunicació visual ?!

Nosaltres també ens sabem adaptar als suports. Nosaltres també sabem reflexionar i també ho sabem representar. Llavors vol dir que som artistes ?! No ho crec.

Nosaltres tenim la capacitat de pensar, de ser creatius ( amb pitjor o millor fortuna ), d’analitzar la realitat on vivim i trobar un espai per a fer-hi una reflexió, però repeteixo, no fem art.

El disseny és més pròxim a la realitat del que l’art ho pot ser. Els dissenyadors empatitzem amb la societat, analitzem els seus problemes, i intentem donar solucions justes segons el context on ens trobem.

Nois i noies, som els pensadors del segle XXI. Som creatius, som àgils en l’anàlisi, som crítics amb el nostre entorn, som profunds, sincers , però per sobre de tot, som persones !!

Mireu, la  wikipedia defineix la utopia com una representació d’un món idealitzat que es presenta com a alternatiu a un món realment existent, mitjançant una crítica d’aquest.

No ens cansem mai de críticar aquest món que ens ha tocat viure. Els dissenyadors tenim una gran tasca per endavant, i entre tots, podem fer-la possible. Si, pensar en un món millor i més just s’ha etiquetat moltes vegades com a una utopia…. Doncs molt bé, tota la raó, jo crec en un món millor i més just, i no tan despota amb la gent que hi viu. Abans haviem de mirar molt lluny per veure societats desamparades en mans de la fam i la pobresa. Avui en dia, tansols hem de canviar de carrer per trobar-nos amb una persona que passa gana, que es mor de fred i que està sol.

Siguem realistes, jo no sé quina és la solució a tots els problemes actuals, però sé que tinc uns valors que a casa em van ensenyar i a la universitat he sapigut interpretar. Fem d’ells les nostres armes i diguem-li al capitalisme i al consum que ja n’estem farts de viure per sobre de les nostres possibilitats.

Aquests anys d’universitat m’han ensenyat moltes coses de molts de vosaltres, i això no ho podem deixar aquí, no ho vull deixar aquí. Entre tots hem de ser conscients del que podem fer, fins a on podem arribar i com i volem arribar. Només depèn de nosaltres, i com a dissenyadors, tenim molta feina per fer.

Jo no sóc un reaccionari, ni tansols un radical, però la meva realitat utòpica us pot servir per allò que cregueu convenient.

Enric

 

 

Cartells de cine, visca l’originalitat!

Els cartells de cinema sempre han estat una gran font de creativitat i un molt bon àmbit per explotar l’ús de la retòrica de la imatge. Tot i això, sembla que no s’ha volgut explotar del tot. Els recursos són els de sempre, i es segueixen utilitzant, pel·lícula darrera pel·lícula, cartell darrera cartell, amb la diferència de que ara l’ús de gran dosis de retoc (Photoshop) sembla ja una norma.

Les receptes són molt clares i senzilles:

-Pel·lícules d’acció

Si tens un protagonista principal: posa’l (ben gran, que se’l vegi bé, amb un contrapicat o primer pla, que es vegi que és molt important) i, a poder ser, que aparegui pluja o similars (si la pel·lícula és més aviat seria), o foc, espurnes, etc (si la pel·lícula és pur entreteniment). El fum sortint d’una arma també funciona sempre. Però això si, que es vegi qui mana.

badass-poster2posters-cine-2012-41-693x1024

 

 

 

 

 

 

 

Si té més d’un protagonista principal: posa’ls a tots, de la mateixa manera i amb els mateixos recursos. Encara que es pot ser més atrevit i posar els més destacats en primer pla i els altres darrera, o difuminats en el fons. Però sobretot, que la “pose” sigui atractiva, i totalment natural.

posters-cine-2012-34-691x1024 Spy-Kids-4-poster1

 

 

 

 

 

 

 

-Pel·lícules de comèdia

En general, és tant senzill com agafar els protagonistes, pla general o mig, un gran somriure  (normalment per a elles) o una gran serietat irònica (per a ells). No podem oblidar l’ús de situacions humiliants pels protagonistes, un recurs que sempre resulta molt atractiu i necessari.

9415f9bcd76598f9c08127db1641b596_L affiche

 

 

 

 

 

 

 

-Pel·lícules dramàtiques

Generalment, l’ús d’una mirada perduda en l’horitzó plasma perfectament el conflicte interior que viuen els protagonistes. No es pot descartar la possibilitat d’afegir-hi escenes tendres i evocadores difuminades pel fons!

001-el-cazador-de-dragones-espana pos3584_1

 

 

 

 

 

 

 

-Pel·lícules de terror

La pel·lícula intenta apropar-se al gore? Una bona dosis de sang o situacions que suscitin fàstic va perfecte. Les boques (llengua, dents…) o extremitats (sobretot dits), són un recurs fabulós en el que practicar escenes desagradables.

La pel·lícula és sobre possessions? Doncs ja està, una persona posseïda (a poder ser una nena petita) funciona a la perfecció. No oblidem els símbols religiosos marcats a la pell!

La pel·lícula és sobre éssers fantasmals? Una bona casa misteriosa, molta boira, figures estranyes… Ja ho tenim.

2009-unborn-5 esperimento-paranormal

 

 

 

 

 

 

 

-Pel·lícules romàntiques

Si la pel·lícula és més aviat comèdia romàntica, s’ha de notar. Un somriure de complicitat dels dos protagonistes és suficient. Si és per gent jove, podem llençar-nos a fer referències sexuals, que això és el segle XXI i tots som molt moderns.

Si la pel·lícula té grans dosis de drama, substituïm els somriures per cares llargues i mirades perdudes.

En qualsevol cas, difuminar els protagonistes (si són primers plans, genial) en un fons paisatgístic molt evocador, donarà aquell toc perfecte que necessita la pel·lícula per despertar la nyonyeria de l’espectador.

ultimacancion1001 new-years-eve-movie-poster-02

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Hi ha molts exemples, masses. Per sort, hi ha qui decideix donar més pes a la conceptualització i a la intel·ligència de l’espectador, i opta per solucions menys evidents i que intenten plasmar l’essència de la pel·lícula. Alguns amb més sort que altres però, com a mínim, tenen intenció.

posters-cine-2012-32-692x1024Shame Bposters-cine-2012-6

The Tree Of Life

Eloi Rodríguez, 4GM