Efecto mariposa

“La compañía Milvueltas ha contratado a Cecilia Giménez para “dirigir su departamento creativo”, porque, según dicen, fue “la autora de la mejor campaña de marketing de 2012”. La agencia asegura haber abierto una delegación en Borja para facilitar el trabajo de la nueva directora de arte para evitar que esta mujer, con más de 80 años, tenga que desplazarse de un pueblo de unos 5.000 habitantes a Madrid.”
Fuente: http://www.yorokobu.es/milvueltas/

Y es que, hasta hace cinco días, Cecilia Giménez era una anciana anónima de 81 años que jamás imaginó que un día sería la protagonista de un telediario y que su nombre aparecería en todas fuentes periodísticas del país. Un acto tan poco trascendental, como es la restauración -terrible- del Ecce Homo, pasó a ser un tema en boca de todos gracias a los usuarios de Twitter y Facebook, principalmente.

El despliegue de las redes sociales ha sido vertiginoso en los últimos años. Su facilidad, inmediatez y la aparente libertad de expresión son las claves que han propiciado el uso masivo de estos canales de comunicación. El acceso a las redes ha provocado una sed insaciable por la información: saber en cualquier momento lo que hacen tus amigos, lo que está pasando en tu ciudad, o lo que ha ocurrido a miles de kilómetros de tu casa, ahora es posible las 24 horas del día. El usuario se ha vuelto exigente: quiere información y la quiere YA.

Pero el cambio social no se queda ahí. El consumidor de información ha pasado de ser un receptor pasivo, a ser tanto o más activo que la noticia en cuestión. Los grandes medios de comunicación están en crisis por la actual pérdida de credibilidad y la imposibilidad de ofrecer información veraz instantánea.

Es así como la red se ha convertido en un flujo constante de opinión y de generación de noticias. Hoy por hoy, los usuarios deciden qué es noticia y qué no. Temas como el de Cecilia Giménez y el Ecce Homo, Remedios Cervantes y el azúcar (o la sal), PSY y su Gangnam Style, la controversia sobre machismo en los anuncios de Desigual, o si los de Loewe nos han llamado tontos a los jóvenes españoles en nuestra cara, no habrían tenido tanta repercusión mediática de no ser por las redes sociales.

La cuestión es, ¿sabemos filtrar?. Nos estamos dejando influenciar más por la opinión pública que por la verdadera información contrastada por un periodista profesional. Se publican opiniones a diestro y siniestro (en muchos casos sin fundamentación ninguna), y de repente alguien te retuitea y al día siguiente tu comentario ha dado la vuelta al mundo. Por supuesto que la libertad de opinión en las redes ha abierto debates muy interesantes sobre temas que nadie se había atrevido a tratar, pero también tenemos que aprender a ser más cautos con la información que nos llega a través de ellas, ya que siempre habrán entidades interesadas en manipular nuestra opinión.

Regresando a Cecilia, ¿será verdad que la han contratado como directora de arte? -pongo el grito en el cielo- ¿o simplemente están aprovechando el filón como campaña para que todo el mundo hable de Milvueltas? -grito más alto si cabe-.

tweetbanopublico

Carol Jauregui_4GT

Anuncis
Etiquetat , , , , , , ,

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s

%d bloggers like this: