Originalidad

Existen tres universidades privadas en Barcelona con cierto nombre. Eina, Elisava y Bau. Como son competencia entre ellas, ya que las tres ofrecen el mismo tipo de Grados, han tenido que buscan maneras de diferenciarse unas de otras. Eina es conocida por los alumnos que sale de la disciplina gráfica y su manejo de la tipografía. Elisava es conocida por un entendimiento más técnico atado a la ciencia, y la representan diseñadores industriales. Y queda Bau, que parece distinguirse por lo creativos que son sus alumnos, tiene la disciplina moda como rama principal.

Estas sensaciones de las citadas universidades se pueden apreciar a través de los libros que recogen los Trabajos Final de Grado cada año. Y por este motivo, en la conferencia del jueves pasado que todos asistimos se nos exigió diferenciación y originalidad como premisas condicionantes en nuestro TFG.

Para que no se notase demasiado, nos alabaron cómo la mejor generación de Bau en una presentación motivacional, que conociendo el fiasco del año pasado (una gran parte de los estudiantes abandonó el TFG), lógicamente no tuvo demasiado impacto.

Como diseñadores gráficos, se nos ha enseñado a ser originales, como si la originalidad fuera parte de la necesidad de nuestros clientes. Y lo cierto es que en la mayoría de los casos no.
No deberíamos de tener la pretensión de que algo brille por nuestra originalidad, porque cometemos el error de transmitir lo “original que somos” y lo que el cliente necesita, en el logotipo de nuestro cliente.
Cuando lo importante es realizar un buen trabajo que cubra sus necesidades, y no las nuestras de diseñadores ególatras. EJ: un festival de música, es probable que vaya bien acompañado del concepto original, mientras que una panadería tradicional, probablemente no.

No tengo la sensación de que se nos haya educado visualmente en absoluto. Es más creo que se nos ha maleducado con todo el tema este de la diferenciación/originalidad. Iván Castro explicaba en su Masterclass en TED Talks, como hoy en día los diseñadores tienen esta voluntad de hacer “proyectos premio”. Es decir hacer proyectos pensando en que vayan a ser premiados. Esto me parece genial si es un autoencargo del propio estudio, o un proyecto personal de un diseñador. Pero supeditar el ego de ser premiado en un proyecto real, en el que el cliente está realizando una inversión de su producto/servicio, me parece una falta de profesionalidad y de respeto hacia los clientes, y puesto que son ellas los que pagan, pues también me parece un robo.

La mayor aspiración de un diseñador debería ser que sus proyectos se adecuaran lo mejor posible al briefing. Y cuando este pase en todos los proyectos, denotará profesionalidad al más alto nivel.

Miquel Centellas

Anuncis

5 thoughts on “Originalidad

  1. Ari B. Miró ha dit:

    Estoy completamente de acuerdo contigo.
    Quizás una parte del énfasis que se pone en la creatividad debería trasladarse a la técnica/programas.

  2. Paula Marsal

    Hoy me ha dado por pensar en el tipo de educación que recibimos y la calidad de los trabajos que nos exigen (bueno esto ya lo llevaba pensando hace añitos pero en Navidades molesta más tener que hacer trabajos así que despotricar es necesario).

    Pues bien 4 horas de clase, 6 en casa (eso nos dicen); lo que no dicen es que las 4 horas en clase son perdidas, las 6 en casa de autoaprendizaje y las “7” restantes (quitando las 8 de sueño para los privilegiados) son de trabajo que incluye: pensar qué hacer, cómo hacerlo, investigar, comprar, montar, llorar, matar a alguien (si sobran unos minutos)… Total, la conclusión es que pagar más o menos 25€ la hora (100€ al día) por 4 horas perdidas, me parece un atraco a mano armada que, en realidad, debería ir destinado a nuestros buenos amigos youtubers de los tutoriales (buena parte sería para centro y sur América).

    Ahora, lo que estamos aprendiendo va a ser para toda la vida, porque no es empollar y vomitar en un examen, ha sido un proceso, con muchas horas invertidas, en las que nos hemos buscado la vida y rebanado los sesos para conseguir algo, y este tipo de situaciones, son las que enseñan de verdad, así es como aprenden todos los animales. Lo nuestro es instinto.

  3. Estic d’acord amb tot això comentat tant pel Miquel com l’últim comentari. Cada cop més veig a professors que premien als alumnes que més se la juguen, que més bogeries fan o que més trenquen amb els esquemes. Sense tenir en compte si realment allò que estan creant, pensant o fent tindrà un impacte positiu pel target i sobretot si farà comprar o no el producte final.

    Segons la meva opinió cadascú ja pot saber si vol dedicar-se al gran consum o petit o ve al disseny d’autor. Amb la moda ja tenim un exemple, la gran escala o ve el disseny de passarel·la creat per lluir-lo pocs cops i creat per impressionar com si és tractes d’una obra d’art. En canvi en el disseny gràfic no tenim una paraula per a definir els dissenys pensats pel concursos, per impressionar al mateix gremi de dissenyadors, jurats o escoles. Estaria molt bé poder inventar una paraula que equivalgui al “Prêt-à-porter” de la moda, però pel disseny gràfic més “modernillo”. Aquell disseny gràfic que és bo per l’atreviment o innovació però no és funcional a l’hora de vendre un producte.

    Nil Comí

  4. Júlia Llacuna ha dit:

    Estic d’acord amb tot el dit anteriorment. Crec que és molt important saber respondre bé a una demanda per poder satisfer al client i deixar una mica de banda l’originalitat. Saber resoldre de manera correcte i a la vegada també creativa per arrivar al resultat esperat del treball.

    Júlia Llacuna

  5. Pues yo no estoy de acuerdo contigo en muchas de las cosas que comentas, creo que no tienen ningún fundamento consistente. Me atrevería decir que careces de experiencia laboral en el sector. Mas que nada por el ejemplo de la panadería, comparándolo con el ejemplo de festival musical. Yo soy partidario de entremezclar los dos conceptos, es básico para lograr un proyecto óptimo, de cara al cliente y tu satisfacción personal.
    Empiezas diciendo que hay tres universidades privadas en el sector del diseño, creo que as olvidado algunas. Si quieres ganar premios primero tendrás que saber de donde sale tu competencia de la ciudad en la cual estudias, luego ya te fijaras en los TED. Es un consejo, no te lo tomes mal.
    Claro que no tienes la sensación de que nadie te haya educado visualmente, nadie lo hará por ti nunca. Es algo innato que el diseñador se ha de proponer.
    Y creo que la originalidad si que es un factor muy importante de cara al cliente, al menos mi experiencia en el sector me ha demostrado que sí. Siempre sale en las reuniones…QUIERO ALGO ORIGINAL, pero que sea funcional!

    Estoy de acuerdo contigo de la burla de BAU hacia mi persona en la reunión del TFG. Lo tengo grabado en video…lo he mirado tres veces y me sigue repudiando la facilidad que tienen en tratarnos como borregos!

    Esteban

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s

%d bloggers like this: