Category Archives: Uncategorized

Libertad tiroteada

Hace unos pocos días el mundo afronto una de las mayores chacinas contra el uso de la libertad de expresión. El semanario satírico francés, Charlei Hebdo fue atacado por un grupo de fanáticos yihadistas, resultando en la muerte de 12 personas. Otras 10 resultaran heridas de gravedad, según las autoridades del país galo.

¿Cuál es la razón de tanta barbarie? Oficialmente, el semanario habría publicado en el año 2006 las caricaturas del profeta Mahoma…

Este triste episodio dio la vuelta al mundo suscitando un enorme debate entre los pueblos de uno y del otro lado del hemisferio. Escuchamos opiniones de los principales líderes mundiales sobre la tragedia y París fue sede de una enorme manifestación con la participación de millares de personas y jefes de estado de distintos países que se pronunciaban a favor de la libertad de expresión y condena rigurosa de la chacina perpetrada en nombre de Mahoma.

Transcurridos ya algunos días de este lamentable episodio y después de leer la opinión de distintas personas sobre el episodio, llego a la conclusión que esta situación solo se puede explicar mediante un enorme choque de civilizaciones.

Mientras en un país como Francia a blasfemia y la burla son aceptadas casi sin límites, en países en los cuales impera el fanatismo religioso, algunos seguidores del profeta Mahoma consideran que tales ofensas deben ser castigadas con la muerte: “un auténtico choque de trenes, una enorme diferencia de percepción de los valores fundamentales del uso de la libertad”.

Hasta uno de los líderes más carismáticos del momento, el papa Francisco, se manifestó en el sentido de decir que no es favorable a cualquier forma de violencia como tampoco considera inteligente burlarse de la fe y religiosidad de nuestros semejantes.

En un mundo cada vez más globalizado es increíble entender que por una cuestión de religiosidad las personas se consideren con el derecho de quitar la vida de un semejante.

Es como si el ser humano no hubiera evolucionado; es como si todavía estuviéramos en la era del imperio romano.

En este choque de civilizaciones es imperativo que la cuestión de la libertad y del respeto mutuo prevalezca para evitar que situaciones tan crueles como las que acabamos de vivir sigan ocurriendo.

Hace unos pocos días el mundo afronto una de las mayores chacinas contra el uso de la libertad de expresión. El semanario satírico francés, Charlei Hebdo fue atacado por un grupo de fanáticos yihadistas, resultando en la muerte de 12 personas. Otras 10 resultaran heridas de gravedad, según las autoridades del país galo.

¿Cuál es la razón de tanta barbarie? Oficialmente, el semanario habría publicado en el año 2006 las caricaturas del profeta Mahoma…

Este triste episodio dio la vuelta al mundo suscitando un enorme debate entre los pueblos de uno y del otro lado del hemisferio. Escuchamos opiniones de los principales líderes mundiales sobre la tragedia y París fue sede de una enorme manifestación con la participación de millares de personas y jefes de estado de distintos países que se pronunciaban a favor de la libertad de expresión y condena rigurosa de la chacina perpetrada en nombre de Mahoma.

Transcurridos ya algunos días de este lamentable episodio y después de leer la opinión de distintas personas sobre el episodio, llego a la conclusión que esta situación solo se puede explicar mediante un enorme choque de civilizaciones.

Mientras en un país como Francia a blasfemia y la burla son aceptadas casi sin límites, en países en los cuales impera el fanatismo religioso, algunos seguidores del profeta Mahoma consideran que tales ofensas deben ser castigadas con la muerte: “un auténtico choque de trenes, una enorme diferencia de percepción de los valores fundamentales del uso de la libertad”.

Hasta uno de los líderes más carismáticos del momento, el papa Francisco, se manifestó en el sentido de decir que no es favorable a cualquier forma de violencia como tampoco considera inteligente burlarse de la fe y religiosidad de nuestros semejantes.

En un mundo cada vez más globalizado es increíble entender que por una cuestión de religiosidad las personas se consideren con el derecho de quitar la vida de un semejante.

Es como si el ser humano no hubiera evolucionado; es como si todavía estuviéramos en la era del imperio romano.

En este choque de civilizaciones es imperativo que la cuestión de la libertad y del respeto mutuo prevalezca para evitar que situaciones tan crueles como las que acabamos de vivir sigan ocurriendo.

-Guille Bastos Oliva

Jo, cremaria la Capella Sixtina.

1396641343-221

Des de l’antiga Grècia que es parlava de tècnica, mimesis i funcionalitat, conceptes bàsics en l’actualitat en l’àmbit del disseny. Aristòtil va dir “És bell, allò que és funcional”, i en aquella època no hi havia distinció entre artesà i artista.

Va ser més tard, al renaixement, quan es van començar a discutir temes que encara avui en dia emboliquen la troca. “Artes mayores” i “Artes menores”, deien els renaixentistes. Feien distinció entre Arquitectura, escultura i pintura, arts que segons ells utilitzaven més l’intel·lecte que les “artes menores”: simples artesans que no utilitzaven l’intel·lecte per crear una taula, una cadira o una forquilla.

Puc entendre que en aquella època la figura de geni s’estengués per tot Florència, però estic en total desacord quan algú afirma que el senyor Michelangelo utilitzes més el seu genial intel·lecte que un artesà desconegut que apliqués el seu coneixement per crear una taula ergonòmica, funcional i perquè no, també estètica.

I així estem, arrossegant la figura del gran geni fins a l’actualitat. Perquè no hem progressat tant com ens pensem. És cert que l’art contemporani és crític, però qui es pot permetre criticar? L’art és una elit farcida d’interessos econòmics i inaccessible per als ciutadans. I el dissenyador és el reflex de l’artesà desconegut de Florència en versió 0.2, ulleres de pasta i polo.

Quin valor té la nostra feina? Utilitzem l’intel·lecte, reflexionem, solucionem problemes de comunicació i som una eina clau per l’entesa entre persones. Podem ser crítics, dissenyar per a un client, fer-nos un autoencàrrec o llençar missatges a l’aire. Podem ser funcionals, emocionals, o simplement estètics. Ens adaptem als fluxos de la contemporaneïtat o ens hi podem revelar, i sobretot, i el més important és que el futur de la comunicació depèn de nosaltres, pocs en som conscients.

Així doncs no ens queda més remei que ser dràstics, des del meu punt de vista, hem de marcar un canvi contundent i visible per reivindicar la nostra posició social. L’opció més directe és la crema de museus casposos, galeries de còctel i enciclopèdies d’art en honor a la democràcia. Lluitem tots junts per la democratització de l’art i la revolució de la metodologia oberta per tal de què el progrés sigui ràpid, compartit i funcional. Declarant d’aquesta manera l’extinció de la paraula Artista i que totes les seves connotacions siguin absorbides per la paraula dissenyador.

Podem ser artistes, o encara millor, dissenyadors. Aristòtil ens acompanya!

David Ricart

La contaminación visual en las ciudades

¿Libertad de Expresión?

Probablemente nadie haya escapado a los terribles y abominables hechos acontecidos en los últimos días en la capital francesa. Trataré de exponer lo sucedido a partir de un punto de vista meramente gráfico-editorial en relación al libre ejercicio de expresión.

Parece ser que la sociedad occidental tiene determinados parámetros, por decirlo de alguna manera no-tangibles, sobre el contenido políticamente correcto que se puede llegar a enmarcar dentro de lo que se denomina la libre expresión.

La editorial de Charlie Hebdo se ha tomado durante años la potestad de ridiculizar al mayor profeta de la religión islámica. Lejos de querer defender una trama compleja, como lo es cualquier dogma o religión, quiero poner en cuestión ¿Hasta que punto la libre expresión es una hoja en blanco en la cual se puede escribir cualquier cosa?

Seguramente una editorial o cualquier medio gráfico que proclame abiertamente una línea nacional socialista, con toda su respectiva iconografía, sea condenada abiertamente por la opinión pública, estados, y organizaciones, como así también por mi misma.

Partamos entonces de que la libre expresión conlleva a determinado grado de responsabilidad. Vivimos actualmente en un mundo que es un crisol de etnias, religiones, nacionalidades, pensamientos, etc. Con esto quiero poner en cuestión ¿Hasta que punto hoy en día uno puede ser portador del decir lo que se quiera en donde se quiera?

Es como si un día decidiese disfrazarme poniéndome un sombrero blanco puntiagudo y decidiese meterme en los suburbios de Detroit. Seguramente no causaría gracia mi acto de libre expresión.

Tampoco quiero justificar los actos cometidos en su respuesta, ni mucho menos, simplemente poner en cuestionamiento cuales son las limitaciones de nuestro supuesto “derecho de libre expresión”. Aunque pensemos a veces que vivimos en el siglo veintiuno y que somos seres evolucionados, solemos olvidar que existe una gran parte de la humanidad que piensa y vive diferente a nosotros. También es difícil estar informado de todo lo que pasa en todas partes del mundo, entonces, ¿Cuál es el riesgo que tomamos al expresar nuestra forma de ver las cosas? ¿Qué si alguien lo mal interpreta? ¿Somos consientes de la opinión de los demás? ¿La respetamos?

Paulina Jiménez

TERRORISTAS VISUALES

'Mahoma también es Charlie': la próxima portada de Charlie Hebdo

‘Mahoma también es Charlie’: la próxima portada de Charlie Hebdo

No quiero entrar en un juicio moral, ni posicionarme sobre los atentados. Tampoco voy a determinar cual es la estrecha línea entre la libertad de expresión y la provocación.
Solo escribo este hilo para la reflexión personal, porque creo que es un tema muy delicado en estos momentos.

Las caricaturas se llevan gestando desde tiempos remotos, pero parece ser que si no hay sangre por el medio no tienen la repercusión grafica que se merecen.
A mi gusto, nunca me han atraído, ni siquiera cuando son trending topic. Me interesa mucho mas el conflicto velico, que el contenido ilustrado a la cual representa. Pero en este caso parece ser que es el detonante de un atentado mediático. Si dejamos de un lado las conspiraciones europeístas mas antisistema, claro. Y nos centramos en lo que una mera ilustración a devenido, en los medios de difusión occidentales. Podremos detectar que una imagen tan simplista y burda, en mi opinión, puede poner en jaque toda la seguridad de lo que se considera un sistema democrático libre.

Me parece insultante que una sociedad se vuelque aferradamente a este suceso con imágenes de pacotilla. Es una campaña de comunicación y marketing? Me pregunto… creo que la gente no es consciente de las atrocidades que comenten sus respectivos países, auténticos genocidios diariamente. Y yo no veo ningún tipo de difusión pictórico de soporte, apoyo o critica. Con esto quiero decir que la gente en general es una ignorante visual, solo se comprometen con las problemáticas que el sistema nos empapa a su merced. Y no digo que no sienta compasión por las pobres victimas, pero siento mas compasión por el rebaño de personas que no son conscientes de lo que publican o dejan de publicar. Las autenticas imágenes para enmarcar, en los conflictos han estado patrocinadas con sus impuestos y ellos ni lo saben.
La cruda guerra visual, en un mundo de difusión online, horripilante.

Tras el atentado, los miembros de la redacción restantes se han refugiado de forma temporal en las oficinas del diario Libération para continuar con su trabajo, protegidos por un amplio despliegue policial. Esto es una guerra señores y ustedes juegan un papel muy importante. Son portadores de la comunicación, así que hagan se un favor, antes de publicar o compartir. Piensen.

Vosotros que postura tenéis delante este caso? Alguna vez habéis caratulado a alguien para mofaros de el? En el caso afirmativo, como le sintió? Pregunto.

Je ne suis pas charlie , je suis Esteban
Etiquetat , , , , ,

Artistas visuales reinterpretando datos

Antes de empezar creo que es necesario aclarar que se entiende como diseño de comunicación visual. Es la disciplina profesional que estudia los sistemas de información, con el objeto de convertir los datos en formas visuales, teniendo en cuenta los procesos perceptivos. Con ello se generan imágenes funcionales con fines netamente comunicacionales. Los sistemas de comunicación actual, requieren de una nueva visualización, que permitan entender, interiorizar e interpretar la información de una manera más dinámica y activa.

Hace unos días descubrí a Domestic Data Streamers, un colectivo de desarrolladores catalanes que hacen eso, conviertir los números o datos en instalaciones. Es decir, recopilan datos con los que crean una estadística y después generan sistemas interactivos y experiencias para el usuario. En cierto modo, proponen un sistema que depende del usuario y su interacción para descubrir el resultado final. Actúan en tiempo real y la mayor parte de sus instalaciones son efímeras. Transforman los números en una realidad tangible y visual hasta que la instalación se desmonta, y los datos se vuelven de nuevo inconexos.

Lifeline y The mood test son dos instalaciones que ejemplifican perfectamente la manera de trabajar del colectivo, su proceso de trabajo y el resultado final.

The mood Test

En el primero, mediante una pregunta tan sencilla sobre cuándo quería la gente morir se creó una instalación de globos blancos y negros que flotaban a diferentes longitudes.

En el segundo, The mood test, consistía en una representación de los pensamientos, positivos y negativos de los viandantes del espacio público elegido, relacionándolos con la situación económica y el momento del día. Durante un período de 24 horas, generaron una visualización de datos a tiempo real con las respuestas obtenidas.

Life Line

Domestic Data Streamers le ha dado una vuelta a la manera que tenemos de entender las infografías. Éstas se han convertido en experiencias dinámicas y activas para el usuario. Piezas de comunicación visual poco convencionales que hacen uso de elementos y conceptos de nuestra vida cotidiana reinterpretados.

Y es observando una de sus instalaciones cuando surge la eterna pregunta: se trata de arte o diseño?

Para mi es arte. A nivel funcional no son prácticas, están limitadas a un período de tiempo y su investigación se centra en aspectos muy concretos sobre las emociones y pensamientos de las personas. No aclaran conceptos ni resuelven dudas; no facilitan el entendimiento de algún concepto complejo. Simplemente son datos inconexos que al unirlos y usando un sistema nuevo, diferente o original genera una pieza de diseño visual. Me recuerdan a una performance o un happening. Empiezan con un tema, determinan un sistema y se dejan llevar en función de los usuarios. No cumplen con la idea del diseño visual de ser puramente comunicacionales porque anteponen la experiencia de disfrutar de la instalación frente a todo lo demás. En la calle, en un museo o en un evento; son espectáculo visual y experiencia para los sentidos.

 Para mi no son diseñadores; son artistas visuales.

Blanca Fernandez

2014 review of the blog / Informe del blog 2014

The WordPress.com stats helper monkeys prepared a 2014 annual report for this blog.

El informe anual de WordPress.com para el blog, a continuación.

Here’s an excerpt:

A San Francisco cable car holds 60 people. This blog was viewed about 1,800 times in 2014. If it were a cable car, it would take about 30 trips to carry that many people.

Click here to see the complete report./ Cliquear para ver el informe completo

Originalidad

Existen tres universidades privadas en Barcelona con cierto nombre. Eina, Elisava y Bau. Como son competencia entre ellas, ya que las tres ofrecen el mismo tipo de Grados, han tenido que buscan maneras de diferenciarse unas de otras. Eina es conocida por los alumnos que sale de la disciplina gráfica y su manejo de la tipografía. Elisava es conocida por un entendimiento más técnico atado a la ciencia, y la representan diseñadores industriales. Y queda Bau, que parece distinguirse por lo creativos que son sus alumnos, tiene la disciplina moda como rama principal.

Estas sensaciones de las citadas universidades se pueden apreciar a través de los libros que recogen los Trabajos Final de Grado cada año. Y por este motivo, en la conferencia del jueves pasado que todos asistimos se nos exigió diferenciación y originalidad como premisas condicionantes en nuestro TFG.

Para que no se notase demasiado, nos alabaron cómo la mejor generación de Bau en una presentación motivacional, que conociendo el fiasco del año pasado (una gran parte de los estudiantes abandonó el TFG), lógicamente no tuvo demasiado impacto.

Como diseñadores gráficos, se nos ha enseñado a ser originales, como si la originalidad fuera parte de la necesidad de nuestros clientes. Y lo cierto es que en la mayoría de los casos no.
No deberíamos de tener la pretensión de que algo brille por nuestra originalidad, porque cometemos el error de transmitir lo “original que somos” y lo que el cliente necesita, en el logotipo de nuestro cliente.
Cuando lo importante es realizar un buen trabajo que cubra sus necesidades, y no las nuestras de diseñadores ególatras. EJ: un festival de música, es probable que vaya bien acompañado del concepto original, mientras que una panadería tradicional, probablemente no.

No tengo la sensación de que se nos haya educado visualmente en absoluto. Es más creo que se nos ha maleducado con todo el tema este de la diferenciación/originalidad. Iván Castro explicaba en su Masterclass en TED Talks, como hoy en día los diseñadores tienen esta voluntad de hacer “proyectos premio”. Es decir hacer proyectos pensando en que vayan a ser premiados. Esto me parece genial si es un autoencargo del propio estudio, o un proyecto personal de un diseñador. Pero supeditar el ego de ser premiado en un proyecto real, en el que el cliente está realizando una inversión de su producto/servicio, me parece una falta de profesionalidad y de respeto hacia los clientes, y puesto que son ellas los que pagan, pues también me parece un robo.

La mayor aspiración de un diseñador debería ser que sus proyectos se adecuaran lo mejor posible al briefing. Y cuando este pase en todos los proyectos, denotará profesionalidad al más alto nivel.

Miquel Centellas

LES APLICACIONS PER HA SEGUIR “ENGANYANT” ALS MÉS PETITS

Com arriben les aplicacion mòbils en aquestes Festes de Nadal? Com he pogut observar i crec que tothom ho pot veure, avui en día veiem una gran quantitat de nens petits d’entre 5 a 10 anys jugant amb el mòbil del pare o de la mare, o inclús amb el seu propi mòbil.
Aquestes festes degut a una masiva confusió mental, que creen aquets aparells o simplement els nens ” creixen abans en aquets ambits tecnològics.
Aquestes festes ha sortit una aplicació anomenada Santapp, és una curiosa aplicació per a veure que la màgia del nadal arribi a casa, ja que a partir d’aquesta pots portar el Pare Noel o les Reís Mags a partir d’un flash led i un montatge posterior que permet realizar la simulació d’aquest en el mateix espai on vulguis realizar la seqüència, incluint veus que ho fan més original i real per als nens.
Santapp és una manera d´endinçar encara més ” l’engany nadalenc”(en el bon sentit) als nens i nenes que cada vegada més petits ja tenen el seu propi mòbil o tablet i sembla ser que l’utilitzen igual o millor que els pares i mares.
El nadal arriba al mòbil de maneres que ja pots simular una situació de fantasía a una de reial a partir d’aquets.
Actualment, com ja he esmentat anteriorment, podem observar que hi ha una gran quantitat de nens petits que ja tenen mòbil, o tablet ja que avui en dia són els regals per excel.lencia en el Nadal i Reis desde fa uns anys. Les tablets deixant de costat els telefons mòbils, són un dels productes més demanats i comprats en aquestes dates de l’any.
Donat que un 70% dels nens d’entre 5 i 10 anys ja disposen d’una tablet o móbil.
Ara bé, aqui la meva pregunta: On s’han quedat els jocs de taula, o d’entreteniment que sempre han sigut un regal ideal per a nens d’aquesta edad?

 

Marc Comas

Vestirse no solo es una función.

Captura-de-pantalla-2014-12-04-a-las-20.25.09

DETALLE1-21

DETALLE81

Antonio Rodríguez, es un diseñador textil, que llegó ante el tribunal con su tesis, una investigación sobre la ropa tecnológica. Allí, se la suspendieron; incluso lo llegaron a expulsar de la universidad, alegaron que se trataba de ropa poco ponible.
Antonio Rodríguez se alió con Daniel Share, un ingeniero electrónico. Como el tribunal no lo quiso, hizo un equipo con Daniel y llevaron la idea al concurso de proyectos tecnológicos Wayra. El premio: 50.000 dólares, unas oficinas a su disposición y una serie ventajas de para crear su nueva empresa.
Era 2011 y tres años después han dado forma a Machina, su firma de ropa tecnológica. Se trataba de hacer una marca de moda wearable (tecnología llevable) al alcance del usuario.
Hasta ahora la ropa que integraba la tecnología, solo era una aproximación más estética, incluyendo leds o cambios de color en el propio tejido sin ningún sentido, dejando a un lado la utilidad. Por eso no acababan de tener éxito, ya que la gente busca la utilidad. Por eso, su propuesta que busca prendas funcionales, como chaquetas donde puedes escuchar sin cables música de tu Ipod o camisetas que cambian de color con la temperatura corporal, tuvo una gran aceptación.
Los tribunales formados por diseñadores profesionales, cuya función es juzgar o criticar a sus alumnos en función de sus proyectos, no siempre actúan de forma correcta. Dichos profesionales, no siempre están especializados en la tesis que juzgarán. Esto implica que no sean capaces de comprender en su totalidad lo que están valorando. Ellos deberían tener la capacidad de ver más allá de lo actual, de las modas y tendencias, además del diseño, ver las futuras necesidades.
Cada vez más surgen propuestas en las que se pierde la antigua función de la ropa que era vestirse. El cambio de color de una camiseta le puede indicar a un diabético que ha llegado la hora de inyectarse insulina, o camisetas que integran un dispositivo que envía una señal a un receptor cuando el portador de la prenda está sufriendo un infarto.
La tecnología está evolucionando a ritmos muy elevados, y actualmente, cada vez más, nos la encontramos en nuestra vida cotidiana. El diseño de la ropa no dejara de existir, pero hay una tendencia de cada vez más destacable, de que esta tecnología conviva con el diseño. ¡Ha llegado la hora de que la ropa sirva para algo más que para vestirse!

Laura López